sábado, 16 de julio de 2011

No todo termina ahí

Mientras luchaba por conservar mi familia y ayudar a mis nenas. Mi amiga se encargaba de seducir a mi marido. Si, como les estoy contando. A ella la conocí en la Universidad, estudiabamos artes plásticas juntas. Y de allí nos hicimos amigas. Ella venia a casa con su marido. Compartiamos cumpleaños, finde juntos; y hasta las navidades y fin de  año. Fue  un fin de año, que me empecé a dar cuenta que ella lo buscaba y lo provocaba. Se dio cuenta mi mamá y mi hermano. Pero en esos momentos no me dijeron nada. Porque yo estaba con muchos problemas como para agregarme uno mas.
Yo, decidí por el momento hacerme la desentendida. Pués pesaba conservar mi familia. Las nenas eran mucho mas importante.
Pensé  que él no le daría importancia. Pero me equivoqué, no fue así.
Al poco tiempo me enteré que estaban saliendo a escondidas.
Mi mamá me advirtió, luego me enteré que los había visto salir de un hotel alojamiento y subir a un taxi.
No supe que hacer en el momento, seguía centrada en proteger a las nenas, salvarlas de todo aquello que les había pasado. Y pensé que lo de él ya iba a pasar. Y las cosas volverían a ser como antes.

En vano fue todo

Mis sueños volvieron a caer en mil pedazos. Y la familia que había constituído también. Fueron años de dolor, de preguntarse porque? Porque tanta injusticia, porque me toco a mi?. En esos momentos nada para uno tiene explicación. Te decis a vos mismo todo es para aprender, estamos en este mundo para aprender. No hay mal que por bien no venga. Y todas esas cosas.
Sentis que nada ni nadie te acompaña, que sos vos y tu dolor. Y que es algo que tenés que pasar solo.
No voy a contarles los detalles del infierno que pasé tal vez mas adelante. Creo que no tiene sentido abrir de nuevo las heridas.

viernes, 8 de julio de 2011

Pensar que sólo buscaba ser mamá

Tan dificil fue todo. Que me duele mucho recordar esa etapa!!! Creo que todavia quedan secuelas de todo aquello. Les aseguro que toqué todas las puertas que puede. Pero ninguna se abrió. Lo único que me quedaba eran los medios. Pero no me animé a tal exposición. No estaba preparada para enfrentarme a la radio, a la televisión, a los diarios. Por lo que abandoné la causa. No sé si hice bien. No sé si hice mal. Solo sé que fueron dos años y medio de mucho sufrimiento.
Y cuando no puedes cambiar algo, tienes que aceptarlo.

sábado, 11 de junio de 2011

Muy dificil de contar

Perdón por tenerlos abandonados. Pero estuve meditando mucho, esto de que si tenia que contarles o no? como lo tomarian. Es demasiado fuerte y muy doloroso para mi.
Voy a tratar de resumir y en pocas palabras terminar mi relato. No voy a entrar en detalles, aún me duele todo eso.......
Quiero aclarar que no doy el nombre de las nenas por conservar su privacidad no porque no las ame.
Por fin consegui colegio. Y la mas pequeña quiso ir con su hermana. Como tenia un año menos ingresó a salita de 4.
Y de allí comenzó toda la odisea.
Descubrí que habían sido abusada sexualmente, por la madre y un padrastro. Que las usaron seguramente para pornografía infantil. Porque sabian posar muy bien desnuda para las cámaras. Además de todas las atrocidades que les hacian hacer. Pero, no quiero entrar en detalle.
En un momento me sentí, como sumergida en una película de terror, de la cual quería salir. O una pesadilla de la que quería despertar.
Como es común en estos casos. Mas allá de las sorpresa. Cuando te pasa eso con tu hijo, supongo que cualquier reacción normal, querés que el que hizo el mal las pague y muy caro.
Queriamos encontrar el culpable. O los culpables y que fueran presos. Era lo mínimo que merecian. Mas allá que de ahí partía la trata de personas de un montón mas. Que vaya a saber.
Fuímos a presentar los autos en tribunales. Hablando con la asistente social de todo lo que nos habíamos enterado.
Pero por el contrario de recibirnos bien y ayudarnos por lo que estabamos pasando.
Nos trataron como que fueramos malos padres y que estabamos inventando todo eso, para no hacernos cargo de la situación. Nos mandaron a peritajes a nosotros. Por lo que tuvimos que gastar en peritos psicólogos para que nos hagan la contraparte.
Les aseguro que quería despertar...................Despertar.....despertar!!!!

sábado, 14 de mayo de 2011

Otra espera mas

Nos anotamos para recibir un grupo de hermanitos hasta 3 años de edad, asi  me dijeron seria mas rápido. Ya que para bebé podria tardar 5 años. Si eran tres y superaban la edad, yo los recibiria con todo el amor de mamá que tenía.
Pasó un año. Y nos llamaron para decirnos que había dos hermanitas, que estaban esperando por una familia. Pero que tenian 4 y 5 años.
al pricipio, me costó tomar la desición. No les voy a mentir. Yo esperaba niñitos chiquitos, y de repente me tenía que hacer la idea de que ellas no lo eran tanto.
Nos teniamos que presentar al juzgado al otro día.
Nos recibieron con una carpeta, nos dijeron sus nombres, parte de la historia familiar. Que por supuesto no era cierta.
Las podemos ver? Pregunté. Y ellos me contestaron, no estan en vidriera. Las quiere si o no?
Pero a pesar de todo era tanta la necesidad y las ganas de ser mamá que tenía que no dudé y dije si las acepto como hijas. Quiero que sean mis hijas. Entonces nos hicieron firmar el acuerdo.
Y recien nos dijeron que las tenían una familia sustituta y que al otro día o dentro de unos días irian ellos a casa a llevarnos las nenas para un primer encuentro.
Y por fin llegó el día cargado de ansiedad. Y nuestro pirmer encuentro fue bueno, las nenas eran muy sociables.
En la semana nos llamaron del juzgado para la guarda provisoria.  Nos dieron la guarda en Noviembre y la nena mas grande tenía que entrar al jardin en el próximo año. Toda una historia para conseguir banco, me fue bastante dificil. Tuvimos que esperar a fines de Febrero para ver si quedaba algún banco vacante en alguna escuela. Y sino ir al Ministerio de Educación a ver si nos podian hacer un lugar en algún lado.

viernes, 22 de abril de 2011

Madre sin hijos

A la madre sin Hijos
                      

¡Oh, corazón! Corazón fresco,
De palpitante y tierno procrear,
De mirada franca y cristalina,
De cuerpo libre de peso maternal.

De arriba no has sido llamada,
Para un niño en tus entrañas llevar,
Pero esas mamas de dulce miel
Saben la ausencia perdonar.

Con el tiempo, la mirada grata
Del infante que su madre te creyó,
Y sabe en su alma tu cuidado atesorar
De regocijo tu existencia colmará.

Piedras en el camino

La decisión de adoptar ya estaba tomada. Me costó mucho convencer a mi marido, pero pude. Fuimos a Tribunales y ese año, ya era tarde para anotarse en las listas, por lo que teníamos que esperar al año siguiente.
Bueno, por fin pudimos anotarnos. Y pensé que seria mejor, pedir un grupo de hermanitos. Ya que así seria mas rápido y yo que había esperado tanto para ser mamá, la idea de dos me gustaba. Nos anotamos para bebé y para grupo de hermanos menor de 3 años.
Y la espera comenzó de nuevo.

miércoles, 13 de abril de 2011

Ginecólogo, estudios y terapia

Hablando con una amiga, me recomendó ir al ginecólogo, para descartar la posibilidad de no poder concebir por alguna causa.  Silvia además me averiguo de un doctor que me dijo que era eminencia en Córdoba y se ocupaba de esterilidad. Por lo que saque turno con el ginecólogo y me hicieron un montón de estudios. No quiero entrar en detalles, para las que ya conocen del tema. Saben lo que son esos estudios, bastante molestos. Especialmente el de trompas. Bueno, luego de realizar todos los estudios, que por supuesto tardaron varios meses. Ya que me atendía en un hospital. Por fin iba a reunirme con el Doctor para saber por donde íbamos a seguir. El Doctor me dijo que no encontraban nada que pudiera decir que yo fuera estéril. Por lo que me dijo va tener que venir su marido. Pero el por supuesto no quiso ir.
Y otra vez caía en pedazos mis sueños de ser mamá.
Entré en una crisis tremenda. Necesitaba tener una familia, tenia mucho amor para dar, y muchas ganas de dejarle a alguien parte de mi. Una amiga   Psicóloga Carolina, se llama , me convenció para hacer terapia. Por lo que llegué a manos de Adriana. Una excelente terapeuta,  muy operativa. Enseguida salí del paso. Y tomé la decisión de adoptar.

martes, 12 de abril de 2011

De vuelta a casa

Y volvió a casa . Con la condición que se dejaba de cuidar y que íbamos a buscar ese hijo.  Y el tiempo volvió a pasar. Y  ese hijo no llegaba.
video


sábado, 19 de marzo de 2011

Primeros pasos

Todo un tema. Convencer a mi marido para comprar el terreno fue toda una odisea. Siempre con miedo, y si no podemos pagar, y si no podemos hacer la casa.  Y  la cantinela de siempre, y yo tratando de seguir apostando al matrimonio y de convencerlo que era lo mejor. Así  íbamos a tener nuestro espacio.
Y así, por fin empezamos de a poco a edificar. Apenas hicimos la loza nos fuimos a vivir , así como estaba a medias, sin revocar y solo con el contra piso.

Para esto ya habían pasado 10 años. Una eternidad, para la las ansias de ser mamá que tenia.
Bueno, ya teníamos el techo. Y de nuevo el tema familia vuelve a surgir. Quiero tener un hijo, ahora no tenes  excusa, ya tenemos la casa, y bueno, ahora podemos. Quiero aclarar, que se cuidaba él, desde que nos casamos, con la excusa de que yo no tomara nada, para cuidarme. Claro, en el momento no me di cuenta de que eso después a mi me iba a jugar en contra.
Bueno. Pero como siempre  él tenia un no, de por medio y un pero. Para que te hace falta un hijo, no te basta conmigo. Yo no te quiero compartir con nadie.  A estamos bien y cosas por el estilo. Pero yo ya no estaba dispuesta a seguir aguantando. Por lo que le dije si no hay hijos. Entonces nos separemos. No quiero ni un día mas estar con vos. Sos un egoísta. Que me vivís postergando.  Y entre otras discusiones. En esos días se fue de la casa a vivir con el padre. Y no duró mucho allí. 
Quien le dijo, que el tenia una buena mujer, que fuera arreglar los problemas conmigo, y volviera a su casa!  Por lo que le dijo, yo te aguanto por esta noche. Mañana volves a tu casa y arreglas el tema con tu mujer. Bien, mi suegro! Me quería mucho!

Quiero ser mamá

                              Quiero ser mamá,
                              para ver lo hermosa
                              que puede ser mi vida,
                              quiero ser mamá
                              para ser de la entrega
                              de mi entero amor,
                              una fortaleza llena
                              de fé y de confianza
                              para el que ya no pueda
                              sientir en su corazón,
                              el gran deseo de amar
                              y de sentirse amado.

                              Quiero ser mamá,
                               para borrar las
                               tristezas y dolores
                               de aquellas pequeñas almas,
                               que aún esperan y esperaran
                               un lugar donde nunca les falte
                               un profundo cariño y afecto.
                           
                               Quiero ser mamá
                               para ser de mí,
                               una mujer llena
                               felicidad y de
                               bondad para dar,
                               quiero ser mamá
                               para que mi corazón
                               y mi alma puedan
                               sentirse en plena
                               armonía y claridad.

                               Quiero ser mamá,
                               para darle una
                               segunda oportinidad
                               a ese milagro de dios,
                               que aún no ha sido
                               concedido,pero por
                               la única razón y motivo
                               que quiero ser mamá,
                               es para poder ser
                               feliz merecidamente
                               de verdad y tanbiém,
                               para demostrarle a este
                               mundo que estaba
                               completamente equivocado
                               sobre mí,porque de lo que sí
                               siempre estuve segura es
                               de luchar con todas mis fuerzas
                               para conseguir siempre
                               aquello que te mantendrá
                               constatemente en pie y   
                               lleno

                                                      Morena Gitana


Este poema fue sacado de  Poemas para el alma y su autora es Morena Gitana                                                              

Niña triste

Me sentía como una niña triste, abrazada a su muñeca. Como cuando somos niñas. Que a nadie queremos contar lo que nos pasa. Lo que sentimos, lo que pensamos. ¿ Que nos pasaba? . Y tu mamá insiste en que te pasa?  ¿Que tienes? Y uno la mira como diciendo, sino me vas a entender, para que queres que te diga . Porque los adultos piensan que los niños no entienden, que no saben, que deben callarse.  Y la verdad es que los niños sabemos mucho mas de lo que se cree. Y así nos crían temerosos, sin poder decir lo que a uno le pasa. Y solo nosotras sabemos lo que nos esta pasando! Y seguimos aferrada a la muñeca, como si solo ella pudiera entendernos.

El dolor de un vientre vacio

jueves, 10 de marzo de 2011

El tiempo iba pasando

Entre sueños de la cuna, escarpines sin tejer. Iban pasando mis días. Mientras, a mi alrededor mis amigas se casaban, tenían hijos. Mi  hermano también. Vino, el primero. Mi primer sobrino, el primer nieto. Y luego llegó la tan ansiada y  esperada nena. Y yo, acá, siempre igual.  Y con ello llegaron los cumpleaños, bautismo, nacimientos. Y la rueda seguía girando.
Cada uno tenia la familia ansiada,  o no. Que yo no podía concretar.  
Y ustedes para cuando? Es que no queres tener? o no podes? Y uno, no sabe que contestar. Y mil excuzas. Es que queremos disfrutar un poco mas. Ya vamos a encargar. Y mientras el reloj seguía corriendo los vecinos tenían sus hijos, sus nietos, sus sobrinos. Y para cuando preguntaban? Y?.... Que les iba a contestar, que mi marido no quería. Que desde que nos casamos se cuidaba él y yo no podía decir nada. Ya que según el lo hizo para que yo no me perjudicara tomando anticonceptivos. No, no podía. Tenía que seguir cuidando mi pareja, que mas allá de todo, teníamos una buena relación. Eramos el ejemplo para varios, tanto tiempo juntos.

Ustedes se llevan tan bien, son un ejemplo de pareja. Y, me tragaba el dolor, que no podía compartir con nadie. De no poder convencer a mi marido de tener ese hijo tan deseado. El tiempo seguía pasando. Y yo, soñando, con que algún día. Dios! Se acordaría de mi. Y de alguna forma, tendría mi bebé entre los brazos.

viernes, 4 de marzo de 2011

Crecí

Crecí  estudié y atrás quedó  todo aquello olvidado en mi corazón de niña.

Me casé con toda la ilusión de que por fin llegaría una familia para mi. Quería tener  por lo menos 3 hijos. Siempre quise una familia numerosa. Habíamos  pactado un tiempo para nosotros, dos años sin hijos. A mi me pareció bien. Pero los dos años pasaron. Y de nuevo salió el tema de los hijos. Entonces empezaron los peros. No tenemos casa, primero hagamos la casa, no tengo un buen trabajo y vos tampoco. Como lo vamos a mantener? No. Esperemos un poco más. Y yo como tonta asentí y dije bueno, un tiempo más. Pero la mejora laboral no llegaba y el sueño de la casa propia estaba lejano.  Y por el contrario la situación económica empeoró. Otra vez debía dejar mi sueño atrás. Nos fuimos a vivir con mi suegro. Y yo conseguí un trabajo mejor remunerado. Y allí  mis ilusiones volvieron a surgir. Todos los días soñaba con volver a casa y por fin tener esa familia que tanto ansiaba. Pero de nuevo el no, no ves como estamos acá  viviendo con mi papá. Pero Jorge ( mi marido), si seguimos esperando entonces cuando? Y ya veremos un poco mas adelante. Entonces fue cuando decidí  buscar un terreno para comprar y por fin edificar. Mi primer paso para que mi sueño se hiciera realidad.

jueves, 3 de marzo de 2011

Esperando el milagro!

miércoles, 2 de marzo de 2011

Mi sueño de ser mamá

Desde niña, quería  ser mamá. Tenía un ferviente deseo de proteger a mis muñecas, cuidarlas del frio, abrigarlas.  Soñaba  despierta, que mis bebés muñecos se convertían en bebés reales de carne y hueso.  A los siete años fantaseaba con la idea de que  en algún lugar iba a  encontrar un bebé abandonado en la plaza, o en el umbral de alguna puerta. ¿Quien iba a imaginar,  que un día iba a tener que penar tanto por la llegada de un hijo a mi vida.